El juez investiga si OHL financió al PP con el tren a Navalcarnero

imagen-sin-titulo

Ahora es cuando se empieza a destapar el sinsentido de la no finalización del tren a Navalcarnero y el pulso de OHL. Ahora se comienzan a levantar las cartas y si los vecinos y vecinas de Navalcarnero han sido estafados con una infraestructura que es necesaria a todas luces, se deben depurar las responsabilidades oportunas y sacar esta obra y el resto de problemas de transporte adelante con soluciones justas.

"La Guardia Civil se llevó este lunes de la Consejería de Transportes una treintena de adjudicaciones a OHL relacionadas con la presunta financiación ilegal del PP de Madrid."

"El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, instructor del caso Púnica, está analizando una treintena de contratos que la empresa OHL del Grupo Villar Mir ganó en adjudicaciones licitadas por la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid entre 2004 y 2013, por su presunta relación con la financiación ilegal del PP regional. Entre las adjudicaciones investigadas destaca el fallido tren de Cercanías a Navalcarnero."

"Francisco Granados, exconsejero de Transportes, está considerado uno de los cabecillas de la trama. El juez también acaba de imputar a Javier López Madrid, consejero de OHL y consejero delegado del Grupo Villar Mir, por el pago de donaciones ilegales al PP durante la época de Esperanza Aguirre. Los contratos salpican a siete consejeros del PP: Granados, María Dolores de Cospedal, Elvira Rodríguez, Manuel Lamela, José Ignacio Echeverría, Antonio Beteta y Pablo Cavero."

"OHL siguió recibiendo suculentas adjudicaciones de la Comunidad de Madrid durante la siguiente legislatura de Aguirre (2007-2011). En octubre de 2007, el ente público Madrid Infraestructuras del Transporte (Mintra) concedió a la compañía del Grupo Villar Mir la construcción de una nueva línea de Cercanías que debía recorrer los 14,6 kilómetros que separan las localidades de Navalcarnero y Móstoles. El proyecto contó con una dotación de 362 millones de euros y la construcción de la línea arrancó en 2008. Sin embargo, OHL paró los trabajos solo dos años después por sus problemas financieros y el replanteamiento de los proyectos urbanísticos de la zona. La compañía preveía en un principio que la línea transportaría a 20.000 pasajeros diarios, pero tras la crisis rebajó esa cifra hasta los 4.000 pasajeros. Como adelantó El Confidencial, OHL reclama ahora a la Comunidad de Madrid que le pague 285 millones por los trabajos que ha realizado, a pesar de que la infraestructura no está terminada."

Lee la noticia completa en http://www.elconfidencial.com