Que esperar, cuando estas esperando

MD-24-Octubre2016-02

Hemos vivido un año especial y diferente, políticamente hablando. Un año precedido de otro donde pudimos presenciar el nacimiento de dos nuevas formaciones políticas.

Una de ellas fruto del 15M, una fecha que debemos señalar en rojo en el calendario de la historia por ser el día en que la izquierda española decidió acabar con un sistema caduco y podrido. Otra por ser una gestación inducida en respuesta a la primera y para tratar de paliar las múltiples enfermedades de su hermano mayor con su donación de medula. Este proyecto nació para un fin concreto y ha cumplido con su parte, como se esperaba de él. Al frente un líder con fecha de caducidad, sin palabra porque no le hacía falta, si digo hoy rojo y mañana azul es siempre por el bien de España, y con un proyecto que ni chicha ni limoná. No ha crecido apenas, lo justo para el trasplante de medula y ahora lo premiamos con algo de notoriedad hasta las próximas elecciones.

Del 15M nació un partido heredero del descontento social creado tras décadas de tejemanejes de los partidos dominantes que habían terminado poco a poco con el estado del “bienestar” para dejar un estado de “no está mal, se puede estar peor”. Este partido aparece como aire fresco y se le da pábulo en los medios de comunicación como algo original y extravagante, no extraordinario, horas y horas de televisión donde unos jóvenes con un estilo muy alejado del político tradicional dicen cosas que nadie cree que se puedan hacer…y se hicieron.

Primero fue Izquierda Unida la que tuvo que plegar velas y entregar sus armas, lo hicieron sin mucho ruido, solo el justo, y con cierta elegancia. Garantizaron que sus siglas no desaparezcan, por lo menos de manera inmediata, y que sus cargos más relevantes se sitúen en algún lugar visible. Pero IU era el hermano pequeño de la izquierda, ese hermano al que se quiere, pero no te llevas cuando sales con tus amigos, no mola.

Ahora el combate se centra en un hueso más grande que duro, algo así uno no lo asimila de golpe, hay que irlo deshaciendo. Como hay una base amplia que apuesta por este nuevo movimiento esperan el momento de tener presencia, este momento llega en las municipales de mayo del 2015 y les pone en una situación inmejorable. Dos escaparates de lujo donde los partidos tradicionales han reinado durante años con un daño más que evidente, tanto en la parte social, como en la legal con diferentes casos de corrupción. Por un lado, Madrid, y por otro Barcelona. Junto a las dos capitales de España entran como misiles en Valencia, donde la justicia está sacando parte de la mierda que el partido que ha gobernado allí casi siempre tiene, digo parte porque toda es imposible, harán falta años para tener una fotografía completa del daño hecho.

Pero es un Andalucía donde el problema para el PSOE se ha demostrado mayor, donde tiene el poder hace años, donde ha surgido una líder fuerte, que digo una líder fuerte, una autentica Khalessi. Una Líder con tal ego y prepotencia que ha sido capaz de traicionar a su delfín en un acto de sabotaje ladino que ya veremos las consecuencias que puede tener para un partido con más de cien años de historia y cinco millones de votantes. Es aquí donde el PSOE ha reventado, es aquí donde el cáncer interno se ha mostrado y, con la gestora de ayer, firmar una salida hacia delante, morir matando.

La abstención en lenguaje llano significa, si he de morir en diciembre perdiendo un veinte por ciento de mis votantes, perdamos un cuarenta, pero más adelante.

Este fin de semana es la abstención para la investidura, pero ¿y la semana siguiente? ¿En serio alguien se cree que el PSOE tendrá voz en la confección de unos presupuestos ya confeccionados? ¿Y el techo de gasto?

El PSOE se mete en una sociedad donde el PP tendrá un Pit Bull llamado Albert que será quien se parta la cara con los socialistas (Para mi supuestos hace tiempo) haciéndoles pasar por el aro o responsabilizándoles de posibles elecciones adelantadas cada semana que haya que votar algo importante. Cada éxito del tripartito será para el PP, y Ciudadanos se apuntará parte ya que son especialistas en ello, el PSOE no vera ningún redito y pagará las consecuencias de cualquier recorte, aparte de quedar manchados de cualquier caso de corrupción que aparezca del PP, y los habrá, de aquí en adelante por haberles dado la confianza de seguir en el gobierno.

Creo que finalmente la desaparición del PSOE como elemento primordial de política española es inminente y, aunque España tiene poca memoria, esta abstención tendrá precisamente el efecto de recordar permanentemente que gracias a ellos el PP está donde está.

Artículo de Opinión. Daniel del Amo

(Fuente de la viñeta gráfica http://blogs.grupojoly.com/miki-y-duarte/)