Los barrios de La Dehesa, San Andrés y El Pinar sin expectativa de autobuses directos a Madrid

Hoy 7 de octubre, ha tenido lugar la Sesión de la Comisión de Transporte, Vivienda e Infraestructuras en la Asamblea de Madrid, en la cual el Director Gerente del Consorcio Regional de Transportes de Madrid ha respondido a la pregunta de ¿En que fecha se pondrá en marcha la nueva línea de transporte urbano entre los barrios de La Dehesa, El Pinar y San Andrés de Navalcarnero con Príncipe Pío en Madrid? realizada por el diputado Rafael Gómez Montoya del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid.

En su intervención el Gerente del Consorcio Regional reconoce la problemática en materia de transporte que adolecen los desarrollos urbanos de nuestro municipio pero básicamente ha dedicado su exposición a tirar por tierra las propuestas que se han realizado desde el Ayuntamiento de Navalcarnero. Para el Gerente hay un problema y ha calificado que esa propuesta no es la solución. A la propuesta municipal la ha tildado de no ser eficiente, de no dar solución a las necesidades de movilidad de los vecinos y económicamente hablando de ser cara. En palabras del Gerente, estaríamos ante una línea testimonial que nacería muerta y que las pruebas se hacen con gaseosa. Mientras tanto, mas de 9.000 vecinos seguirán sufriendo los graves problemas de movilidad para acercarse a sus puestos de trabajo a Madrid o acudir a sus hospitales de referencia.

En triste evidenciar que los responsables en garantizar la movilidad de los ciudadanos, reconozcan estos graves problemas y crean que la solución "viene por otro lado" con un refuerzo y mejora de las líneas urbanas y un simple cambio de frecuencias e intervalos.

El Municipio de Navalcarnero tiene una complejidad en asunto de movilidad que viene derivado de un urbanismo especulativo que ha dejado a cuatro barrio y un polígono industrial, desconectados de la realidad. Una desconexión que no se arregla mejorando frecuencias e intervalo.

En su explicación del funcionamiento de las conexiones de transportes y la complementariedad de los servicios de movilidad ha citado entre ellos los trenes de cercanías, siendo precisamente el fallido tren a Navalcarnero, uno de los motivos que han dejado a estos barrios desterrados de ese sistema de movilidad.

Si el actual Director Gerente del Consorcio Regional de Transportes de Madrid cree que el problema en Navalcarnero se soluciona con mejorar las líneas existentes, sus frecuencias e intervalos, es que desconoce la complejidad del problema que los vecinos de Navalcarnero y como las líneas (a las cuales hay que acceder a través de la línea 1 pagando un billete añadido, andando algún kilómetro o en coches particulares) están masificadas con usuari@s que realizan un trayecto de media hora de pie.

Quizás la propuesta presentada por el Ayuntamiento de Navalcarnero es una solución de mínimos para paliar el grave problema, pero desde luego es una búsqueda de una solución rápida para los vecin@s y sus reivindicaciones. Quizás deberíamos plantearnos que ha llegado el momento de reclamar sin tibiezas y con contundencia unas verdaderas dotaciones directas a Madrid o una reestructuración global de toda la movilidad de Navalcarnero. Desde luego, la "solución" del Gerente es equivocada, irrisoria, ineficaz y humillante, obviando la dimensión y el carácter que comienza a coger el problema tras una década de incomunicación.