Podemos aboga también por que sea la ciudadanía libia, y no los actores internacionales, quien tome sus propias decisiones sobre la formación de un gobierno de unidad

Desde PODEMOS apoyamos los esfuerzos de Naciones Unidas y del Representante Especial del Secretario General, Bernardino León, por lograr en Libia un acuerdo inclusivo de reconciliación nacional y formar un gobierno de unidad que ponga en el centro del nuevo proceso de paz que se emprende con este acuerdo, los derechos humanos, la equidad de género, la democracia y el desarrollo sostenible y equitativo.

Esperamos que las reticencias mostradas se venzan en los próximos días y que pronto haya un solo interlocutor y unas instituciones unificadas en este país amigo y vecino.

De todas formas, recordamos que la decisión sobre la formación de un gobierno de unidad corresponde a los libios y las libias y no puede ser impuesta por actores internacionales.

Deseamos que el pueblo libio pronto encuentre la vía de la paz y la estabilidad que le permita retomar con éxito la senda de la transición democrática, con el objetivo de crear unas instituciones políticas más inclusivas y equitativas.

Queremos que estos esfuerzos sean claramente liderados por la ciudadanía libia y hacemos así un llamamiento contra todo intento de la comunidad internacional por condicionar o interferir en la agenda política libia en función de intereses geoestratégicos o económicos ajenos a los de la ciudadanía.

Ante las informaciones recientes que apuntan a que se está estudiando el envío de una misión militar internacional de estabilización a Libia, queremos subrayar que rechazamos tajantemente cualquier presencia militar extranjera en el país. Recordamos que la situación de enfrentamiento y fragmentación que padece Libia actualmente es, en parte, fruto de la intervención de la OTAN en el año 2011, en la que participó España (con el anterior gobierno socialista).

Asimismo, lamentamos que una de las primeras decisiones tomadas este mes de octubre por la presidencia española en el Consejo de Seguridad haya sido la aprobación de una resolución que ampara la misión militar de a UE para interceptar y destruir barcos en el mediterráneo (misión EUNAVFOR MED o SOPHIA), lo cual pone de manifiesto una vez más que en la política exterior del actual gobierno del PP priman lógicas militaristas (y de protección de sus fronteras) por encima de lógicas que pongan en el centro a las personas, el diálogo y la paz .

Por todo ello, PODEMOS defiende para Libia:

1) la defensa del principio democrático, de los derechos humanos y de la mujer, del pluralismo político y la gestión social de los recursos, como pilares de la reconstrucción del Estado, favoreciendo la interlocución y apoyando el diálogo con todas las partes en conflicto y la búsqueda de soluciones pacíficas entre actores políticos y sociales regionales comprometidos nítidamente con estos principios.

2) El rechazo a todo tipo de intervencionismo militar, tanto occidental como de otros Estados de la propia región, que solo contribuye a alimentar la espiral sectaria, favoreciendo además la partición del país según intereses de terceros, contraviniendo con ello los principios de solución pacífica, soberanía y autodeterminación de los pueblos.

3) Incidir en un proceso de paz que favorezca la desaparición y desarme de todas las milicias que actualmente combaten en favor tanto de Trípoli como de Tobruk. Cualquier solución debe poder integrar las sensibilidades de ambos gobiernos rivales, poniendo por encima de ellas y de las ambiciones internacionales, la justicia social y el interés del pueblo soberano libio.

PODEMOS aboga por una agenda de paz y seguridad diferente en política exterior, que aborde los retos de forma integrada y ponga el foco en los derechos humanos, la democracia participativa, las dinámicas de diálogo y el liderazgo local en la gestión de crisis para contribuir a unas relaciones internacionales más justas, pacíficas y seguras.

Secretaría de Relaciones Internacionales de Podemos