Podemos Navalcarnero interviene en el Pleno con dos preguntas

En el pasado pleno Podemos Navalcarnero ha preguntado por dos cuestiones que estimamos son del interés de los/as vecinos/as.

En primer lugar se ha preguntado por el uso al que se ha enfocado el centro Beatriz Galindo en detrimento del uso que hasta el momento venía siendo el habitual, la formación. En los momentos en los que nos encontramos deben hacerse los encajes oportunos sin que deriven consecuencias negativas en el detrimento de una actividad de vital importancia como es la formación que auxilia en el acceso laboral a nuestros/as vecinos/as.

En segundo lugar se ha preguntado al Alcalde sobre las denegaciones de locales municipales para la presentación de un libro. Hasta el momento las contestaciones las firmaba el concejal de cultura y ahora las denegaciones las firma el propio Alcalde. Entiende que las asociaciones y partidos políticos deben utilizar el salón antiguo de plenos y hacemos ver que esta decisión impide el acceso a discapacitados por no estar habilitado. Anteponer ordenanzas y ampararse en su legalidad es correcto pero cuando el sentido y el razonamiento lógico crítico nos hace ver que hay un colectivo que precisa de una protección singularizada en el ejercicio de los derechos humanos y libertades básicas, que debido a sus necesidades específicas que se derivan de su situación de discapacidad debemos anteponer sus derechos a las barreras que impiden su participación plena y efectiva en la sociedad en igualdad de condiciones con las demás personas. Sin una situación transitoria hasta la habilitación del antiguo salón de plenos, ningún discapacitado/a podría participar plenamente en un partido político o en cualquier asociación en Navalcarnero.